1. Escucha siempre a tu intuición. Cuando sientas que algo no va bien o que algo puede ir fenomenal, no lo ignores. Muchas veces conocemos la respuesta antes incluso de saberlo
  2. Sé curioso siempre. Cuando asumes que sabes cosas, te cierras en banda a nuevas oportunidades. Pregunta, indaga, investiga y prueba por ti mismo.
  3. Siempre hay más de una manera de hacer las cosas. Si algo no funciona, dale una vuelta y prueba de otra forma. Busca la mejor solución de entre todas las posibilidades.
  4. El cuidado de la piel por encima del maquillaje. Por mucho que el maquillaje tape todas las imperfecciones, sin una buena base, no hay mucho que hacer. Cuida tu piel, protégela del sol e hidrátala.
  5. No excuses a la gente. Si por ejemplo, alguien no se esfuerza por mantener la amistad, es que no eres tan importante para esa persona. No busques excusas y sé objetivo.
  6. La solución a los problemas siempre pasa por una buena ducha. He descubierto que la ducha es un gran lugar para pensar y para reflexionar. Encuentra un jabón que cada vez que lo huelas, te transporte a un sitio diferente (prueba con los de LUSH, a mí me encantan).
  7. Viaja mucho y muy lejos. Mis mejores recuerdos son de viajes, siempre estoy planeando alguno nuevo en mi cabeza.
  8. Siéntete a gusto con tu lado friki. Todos tenemos nuestras peculiaridades, y aún así hay gente que nos aprecia y nos quiere. La autenticidad es lo que te hace especial, no renuncies a ella.
  9. Toda la gente que conoces por primera vez, sabe cosas que tú no sabes. Interésate por cada persona que conozcas y llegarás a aprender infinidad de cosas nuevas.
  10. No justifiques todo lo que haces. No tienes que dar explicaciones de las decisiones que tomes, es tu vida y tú decides qué hacer con ella.
  11. Escucha podcasts. Son una fuente de aprendizaje y motivación, y son perfectos para aprovechar los tiempos muertos del día.
  12. Vender cosas de segunda mano puede parecer algo muy fácil, pero no siempre se consigue. Sin embargo, cuando logras vender un objeto por un precio que a tí te parece correcto, sientes una satisfacción enorme.
  13. Tener un armario cápsula te hace la vida mucho más fácil. He conseguido vestirme mejor y más rápido, aunque sigo trabajando a día de hoy puliendo detalles de mi armario.
  14. Busca pequeños hábitos reconfortantes en tu día a día, que te ayuden a tener un momento feliz. En mi caso, ha sido tomarse a media mañana una taza bien calentita de café caramelo.
  15. Satisfacción antes que felicidad. Mucha gente pasa su vida buscando la felicidad sin encontrarla. Los pequeños detalles de cada día que nos aportan satisfacción van sumando poco a poco y llenando nuestra vida con un propósito.
  16. Menos siempre es más. Después de todo un año limitando mis posesiones, he encontrado un balance que encanja a la perfección con mi personalidad. Por fin me siento ágil y sin ataduras materiales.
CompárteloEmail this to someoneShare on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *