Cada vez hay más personas que buscan tiempo cada cuidar de sí mismos y dan más importancia al tiempo para disfrutar que al tiempo que usamos para estar ocupados. Cuidar de uno mismo no es sólo tomar un baño de agua caliente o ir a darse un masaje, si no que va ligado a nuestra salud mental y física. De hecho, podemos dividir el concepto de cuidar de uno mismo en 5 grandes ámbitos, en los que buscamos deshacernos del estrés y aumentar nuestro bienestar.

 

ÁMBITO FÍSICO

La dimensión física incluye la salud, la nutrición, el ejercicio físico y el contacto físico. Si mejoramos nuestra dimensión física, podemos aumentar nuestra energía y nuestro autoestima. Para cuidar nuestro ámbito físico podemos:

  • Hacer ejercicio físico regularmente
  • Dedicar tiempo en nuestra ducha a relajarnos
  • Cuidar nuestra alimentación
  • Dormir 8 horas diarias (al menos!)
  • Cuidar nuestras relaciones de pareja

 

ÁMBITO INTELECTUAL

En esta dimensión buscamos encontrar el balance entre estimular nuestra mente y darle un respiro. Aquí entran en juego la creatividad, la innovación y el aprendizaje continuo. Para cuidar nuestro ámbito intelectual podemos:

  • Leer libros
  • Tomar clases on-line o presenciales
  • Escuchar podcasts
  • Aprender nuevos idiomas

ÁMBITO SOCIAL

Aunque mucha gente asocie cuidar de uno mismo con el hecho de hacer actividades individuales, lo cierto es que somos animales sociales y estamos conectados con las personas que nos rodean. Establecer lazos con otras personas y cuidar nuestras relaciones es fundamental para tener una buena salud mental. Para cuidar nuestro ámbito social podemos:

  • Pasear con nuestros amigos
  • Organizar cenas familiares
  • Estar abierto a conocer nuevas personas
  • Organizar viajes con amigos

ÁMBITO ESPIRITUAL

En esta dimensión se engloba todo aquello que te permite estar en paz contigo mismo y estar en línea con tus valores. Dedicar tiempo a este ámbito puede aydudarte a encontrar un sentido a tu vida y a desarrollarte como persona. Si eres una persona religiosa, puedes apoyarte en tus creencias, pero este ámbito no está necesariamente ligado a la religión. Para cuidar nuestro ámbito espiritual podemos:

  • Buscar maneras de estar en contacto con la naturaleza, como hacer excursiones
  • Probar el yoga y la meditación
  • Hacer voluntariado

ÁMBITO EMOCIONAL


En esta dimensión buscamos entendernos mejor a nosotros mismos, estar abiertos al cambio y ser capaces de enfrentarnos a la ambigüedad. Para cuidar nuestro ámbito emocional podemos:

  • Escribir un diario
  • Buscar el pensamiento positivo
  • Aprender a decir “No”

PONLO EN PRÁCTICA

¿Cómo puedes empezar a poner en marcha todo lo que has visto en este artículo? Trata de integrar estas y otras prácticas en tu rutina hasta que se conviertan en hábitos. Ahora que conoces las 5 dimensiones para cuidar de tí mismo, trata de encontrar aquello que mejor se adapta a tí y que más te puede beneficiar y esfuérzate en ponerlo en práctica.

CompárteloEmail this to someoneShare on Facebook0Pin on Pinterest1Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

2 thoughts on “CUIDA DE TÍ”

    1. Hola Karla!

      Muchas gracias a tí por participar en mi blog. Seguro que consigues tu meta de llevar una vida más sencilla y minimalista, mucho ánimo con tu cambio de estilo de vida!

      Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *