Hacer un buen uso de la tecnología puede simplificar nuestra vida, y eso sólo se puede conseguir si sabemos gestionar archivos digitales. Las grandes dimensiones de las memorias virtuales incitan a almacenar archivos de forma masiva, sin contemplar siquiera si esos archivos son útiles o no.

Gestionando la información y los dispositivos digitales de una forma óptima conseguiremos simplificar nuestro día a día.

  • Reducir los dispositivos electrónicos. Hoy en día muchos dispositivos cumplen múltiples funciones, podemos quedarnos con uno o dos dispositivos y deshechar los obsoletos.
  • Digitalizar con medida. Escanear documentos nos ayuda a reducir espacio físico, pero hay que elegir qué documentos realmente merece la pena guardar en formato digital. Borrar fotografías que han salido mal o que no necesitamos, ordenar el escritorio del ordenador… son tareas sencillas que nos ayudarán a tenerlo todo en orden.
  • Simplificar al máximo. Muchas veces nuestro correo electrónico rebasa su capacidad sin a penas darnos cuenta. Borrar correos que no nos sirven o de publicidad periódicamente ayudará a evitar esta situación. Otras acciones que podemos tomar son por ejemplo ordenar de vez en cuando el escritorio del ordenador, las carpetas, borrar programas que ya no se usan…

 

FORMAS DE AHORRAR ESPACIO FÍSICO Y GESTIONAR ARCHIVOS DIGITALES

  • Libros. Tener un ebook es una buena forma de no acumular libros que, después de haber sido leídos, se convertirán en un foco de polvo y ácaros abandonados en estanterías. Haz un inventario de los libros que tienes y piensa qué libros te gustaría guardar. Puede que descubramos libros que queramos volver a leer o libros que no hemos leído. Para estos últimos, si no lo has leído ya, ¿crees que realmente vas a leerlo algún día? guardar libros “por si” es una pérdida de espacio.
  • Apuntes. Guardar libros o apuntes del colegio, que ya no usamos y se han convertido en un recuerdo de esos años, es algo muy común. Donar todo este material ayudará a gente que realmente lo necesita y le dará el uso que nosotros no le estamos dando.
  • Formatos obsoletos. Pasar nuestras cintas VHS a formato DVD nos ayudará a ahorrar mucho espacio físico y a conservar los recuerdos de una forma segura.

Una vez nos hayamos deshecho de lo prescindible, podemos guardar un backup en un disco duro externo, “por lo que pueda pasar”, y hacer una actualización de manera periódica, fijándonos una fecha concreta.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017
CompárteloEmail this to someoneShare on Facebook0Pin on Pinterest206Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *