Hablar de minimalismo y juguetes es hablar de un trabajo importante de educación. Los niños son altamente influenciables por los estímulos publicitarios y tienden a compararse con sus semejantes a través de sus posesiones, que suelen ser casi siempre la ropa y los juguetes.

¿Pero, por qué es importante la relación entre minimalismo y juguetes?

Como ya vimos en este artículo, en el que hablábamos sobre como introducir a los niños en el minimalismo, la primera razón por la que es importante aplicar el minimalismo a los juguetes, es inculcar a nuestros hijos la importancia de “ser antes que tener”. Es importante que, desde una edad temprana, los eduquemos según los valores que queremos transmitirles, y evitemos suplir carencias a través de las posesiones materiales.

Tener muchos juguetes pone límites a la imaginación de los niños, y transmite la idea de que la única manera de jugar o divertirse es a través de algo material. Elke Schubert y Rainer Strick elaboraron un estudio muy interesante sobre esta idea. Suprimieron todos los juguetes de una guardería durante tres meses, dando como resultado un aumento de la imaginación y creatividad de los niños, que llegaron a inventar sus propios juegos.

Trucos para aplicar el minimalismo a los juguetes

  • Lo primero es hacer una limpia de juguetes si nunca antes se ha hecho. De esta limpieza, los juguetes que no sean aptos para ser donados pueden ser desmontados en casa y sus partes reutilizadas a modo de entretenimiento.
  • Fomentar los juegos al aire libre, ya sea en parques o a través de actividades deportivas. De esta forma no solo estarán más activos si no que desarrollaran su sociabilidad.
  • Rotar los juguetes con sus compañeros. De esta forma, se les enseña también a compartir.
  • Limitar los regalos materiales en fechas señaladas. Una idea puede ser pedir a la familia y amigos que limite el número de juguetes o que regale otro tipo de cosas más necesarias (material escolar, abonos a clases extraescolares, dones a ONGs…)
  • Aunque los libros no sean juguetes, también pueden generar mucho desorden material, y al final, acabamos por deshacernos de muchos de ellos. La solución es tomar los libros prestados de la biblioteca. No solo ahorramos dinero, sino que ensena a los niños la importancia de cuidar las cosas que son de todos.
  • Evitar a toda costa los juguetes low-cost. Los juguetes low-cost son de mala calidad, dudosa procedencia y suelen llevar componentes altamente cuestionables. Hay que optar por juguetes ecológicos (con materiales naturales y biodegradables, como la madera, el corcho, el papel y el cartón reciclados, blanqueados sin cloro, con tejidos de cultivo ecológico, sin fertilizantes ni pesticidas sintéticos…) o artesanales, y prescindir de aquellos que llevan pilas o baterías.

El impacto de los juguetes en el medio ambiente

Para entender por qué es importante reflexionar sobre minimalismo y juguetes , debemos entender cuál es el impacto de éstos en el medio ambiente.

Hoy en día, muchos juguetes se elaboran con plásticos de muy lenta degradación, baterías altamente contaminantes y tecnología electrónica que puede llegar a ser compleja. Algunos incluso presentan ftalatos (sustancia añadida a los plásticos para aumentar su flexibilidad, perjudicial para la salud y el medio ambiente).

El 90% de los juguetes de los que nos deshacemos terminan en vertederos, convirtiéndose, por todas las razones citadas anteriormente, en un impotente foco de contaminación.

Donde llevar los juguetes viejos

Lamentablemente, mucha gente tira los juguetes al cubo de la basura cuando éstos han dejado de cumplir su cometido lúdico. Esto es un error, y siempre existen opciones para dar una segunda vida a estos objetos.

 En primer lugar, siempre hay que pensar en su reutilización. Ya sea gente de nuestro entorno, o asociaciones que se encargan de darlos a los niños más desfavorecidos.

Si el juguete esta en mal estado, no hay que tirarlo al contenedor, hay que llevarlo al punto limpio de nuestra ciudad. Por ejemplo, bicicletas, patines o coches en miniatura tienen componentes metálicos (acero, aluminio…) que pueden reutilizarse ayudando a disminuir la sobre explotación de las minas.

Conclusion sobre minimalsimo y juguetes

Lo más importante es hacer entender al niño que el verdadero regalo no son las posesiones materiales, sino las relaciones que tenemos con los demás y las experiencias que vivimos

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2019

3 comentarios en “MINIMALISMO Y JUGUETES”

  1. En casa, al comenzar las vacaciones, un día hacemos limpieza de juguetes y libros, lo cuál regalamos a hijos de amigos, llevamos al cole, iglesia, etc, lo que no sirve al reciclaje.

    Últimamente cuándo optamos por comprar juguetes para niños buscamos, juegos de caja, libros y si queremos algo más para chicos que sean de madera y de ser posible de producción local.

    Hoy los chicos cuentan con demasiado y nuestra responsabilidad a la hora de que les hagan y hacer regalos tratar de buscar que sean cosas útiles y si ya tienen mucho, ropa, zapatos , útiles escolares y hasta dinero (para paseos escolares, en familia, un helado, etc) son opciones más sanas.

    Saludos

  2. Hola! Desde luego que la mayoría de juguetes son prescindibles y que tenemos demasiados. Yo estoy muy orgullosa de que mi hijo desde los 5 añitos a veces me ha pedido regalos que no ocupan jeje, por ejemplo montar en avión o ir a ver un partido del Real Madrid, eventos especiales y que recordará siempre. Ahora quiere ir a su primer concierto (tiene 11 años) y lo va a pedir para Navidad, poder ir con nosotros a un concierto en otra ciudad.

  3. Ayuda! Alguien ha tirado sus juguetes de cuando era pequeño tras 40 años guardándolos como recuerdo?
    Necesito que me anime alguien que lo haya hecho. Quiero tirar todos mis peluches y muñecas que llevan 40 años conmigo, están almacenados en la casa del pueblo, por lo que nunca he necesitado tirarlos por espacio. El otro día me puse a limpiar allí y tiré algo pero quiero tirar todo y necesito que alguien me anime. Da mucha pena pero no hay ninguna razón para guardarlos, creo que les haré muchas fotos y así tendré un recuerdo sin necesidad de almacenarlos. Y digo tirar porque están viejos y sobados, no los puedo donar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *